logo-loader

Este año se cumplen cien años de la creación de un proyecto que revolucionó el mundo del diseño: la Escuela Bauhaus. Fundada en 1919 por Walter Gropius en Weimar (Alemania), fue la primera escuela de arquitectura, diseño, artesanía y arte, significa “casa de la construcción”. Nació como respuesta a la situación política y social que vivía Alemania tras la I Guerra Mundial. Se apostaba por la reconstrucción de la sociedad a partir de herramientas que permitieran revolucionar la sociedad, rediseñar objetos cotidianos para poder fabricarlos de forma rápida y económica.

La Bauhaus es sinónimo de modernidad, colores primarios, nuevas concepciones del espacio y de la forma e integración de las artes.

Durante su historia tuvo su sede en tres ciudades diferentes, Weimar (1919-1925), Dessau (1925-1932) y Berlín (1932-1933) y pasa por tres fases:

  • La primera fase (1919-1923) fue idealista y de experimentación de formas, productos y diseños.
  • la segunda (1923-1925), mucho más racionalista,
  • tercera (1925-1933) alcanzó su mayor reconocimiento, coincidiendo con su traslado de Weimar a Dessau.

Debido a que la ideología Bauhaus era vista como socialista, internacionalista y judía los nazis cerraron la escuela en 1933. Gran parte de los integrantes se trasladaron a Estados Unidos donde siguieron con sus ideales y donde László Moholy-Nagy crea la New Bauhaus.

La Bauhaus sentó las bases normativas y patrones de lo que hoy conocemos como diseño industrial y gráfico; puede decirse que antes de la existencia de la Bauhaus estas dos profesiones no existían como tales y fueron concebidas dentro de esta escuela por lo que se convirtió en todo un referente internacional de la arquitectura, el arte y el diseño. Uno de los principios desde su fundación fue “la forma sigue a la función”, por lo que en arquitectura los diferentes espacios eran diseñados con formas geométricas según la función para la que fueron concebidos.

Ddfbdefe171e4f0dea0de4079d8cd077