logo-loader

Estilo internacional, también llamado Movimiento moderno o Racionalismo, fue un estilo arquitectónico que se desarrolló en todo el mundo entre 1925 y 1965. Suele ser considerado como la principal tendencia arquitectónica de la primera mitad del siglo xx y fue el resultado de varios factores como la industrialización, la mecánica, la ingeniería y los nuevos materiales.

La frase "Estilo internacional" fue acuñada por primera vez en 1932 por Henry-Russell Hitchcock y Philip Johnson para su espectáculo "Exposición internacional de arquitectura moderna" celebrada en el Museum of Modern Art, Nueva York.

La arquitectura de estilo internacional era de líneas sencillas y funcionales, los materiales utilizados tenían un carácter industrial como el acero, hormigón, y el vidrio.Las estructuras de los edificios eran uniformes, basadas en ángulos rectos y en una armonía conseguida por la proporción y la geometría. Eran visibles, es decir, se realizaba un diseño centrado en un esqueleto de columnas (pilotis) en vez de una estructura en masa. Las cubiertas eran planas, existían patios centrales vacíos y se utilizaba el empleo de voladizos. En cuanto a las fachadas, eran sin adornos, con ventanas rectangulares a ser posible con marcos metálicos ligeros para interrumpir lo menos posible en la estética de esta, y un cromatismo centrado en el color natural del material y el color blanco.

También consideraban relevante la elección del lugar a construir y su relación con el entorno, dentro del cual los paramentos externos del edificio —como terrazas y pérgolas— se consideran extensiones del mismo, al igual que los muros y senderos de los jardines, cuya planimetría rectilínea contrastaba con la obra de la naturaleza.

Os presento a continuación algunos de los edificios más emblemáticos de este movimiento.

Le Corbusier

La Villa Savoye construida en 1929 fue diseñada como paradigma de la vivienda como máquina de habitar, esto es, cada uno de los espacios son fundamentales para la vida de sus habitantes. La vivienda, situada en Poissy, a las afueras de París, parece colocada sobre el paisaje. Contiene los Cinco Puntos para una nueva Arquitectura de Le Corbusier.

La capilla de Notre Dame du Haut en Ronchamp, Francia, es una capilla de culto católico considerada uno de los ejemplos más importantes de la arquitectura religiosa del siglo XX.  Construida en 1955 la estructura con formas curvilíneas es de hormigón armado y mampostería y la cubierta está parcialmente apoyada en pilares, por lo que deja pasar la luz.

Mies Van der Rohe

La Casa Farnsworth es una vivienda unifamiliar ubicada en Illinois y construida entre 1946 y 1951. Esta obra es uno de los mejores ejemplos de la arquitectura de vivienda unifamiliar del siglo XX y un ícono de la arquitectura mundial. La casa, construida en acero y vidrio, es una muestra por la sencillez arquitectónica y la perfección en los detalles constructivos.

El Pabellón de Alemania fue el edificio de representación de Alemania en la Exposición internacional de Barcelona celebrada en el año 1929. Construido con vidrio, acero y distintos tipos de mármol, el Pabellón se concibió para albergar la recepción oficial presidida por el rey Alfonso XIII junto a las autoridades alemanas.

Frank Lloyd Wright

La Casa de la Cascada es una vivienda construida en 1939 sobre una cascada del río Bear Run, en Estados Unidos. Esta redefinió la relación entre el hombre, la arquitectura y la naturaleza. Construida en tres niveles su composición es horizontal, aunque algo compleja. El eje vertical queda definido por la chimenea que sobresale por encima de la cubierta.

El Museo Solomon R. Guggenheim es un museo de arte localizado en Nueva York y construido en 1959. Su diseño fue bastante polémico y criticado, ya que estaba lleno de curvas y de otras formas orgánicas traducidas en un gran cilindro de color blanco, que contrastaba de una forma bastante drástica con la ya cuadriculada ciudad de Manhattan.

Un punto importante fue la ausencia de decoración aplicada ya que se le otorgaba una gran importancia al diseño, que era igualmente sencillo y funcional.

Tal y como indica su denominación de «Movimiento moderno», fue un estilo comprometido con los valores de la modernidad e interesado también por el urbanismo.

La segunda Guerra Mundial (1939-1945) obligó a los diseñadores europeos más influyentes a exiliarse en EEUU, haciendo de este país el nuevo polo artístico del SXX.

Por otra parte, la tecnología desarrollada para la guerra, a la larga impactó otros campos, como el diseño, por ejemplo: lanzó el polietileno, la espuma de caucho; desarrolló la fibra de vidrio y plásticos ultraligeros. Los nuevos materiales ofrecían una maleabilidad nunca antes vista que fue explotada por creadores.