logo-loader

Hoy es el último día oficial del verano, nuestro armario está en época de cambios, los días definitivamente son más cortos y eso de dormir con aire acondicionado ya es agua pasada. Es hora de ver las calles llenas de hojas secas, alguna que otra lluvia y más tardes de sofá y manta.

Nuestros hogares piden calidez y los colores predilectos de esta estación son los tonos tierra, beiges, rojizos y naranjas. Tejidos como el algodón, la lana y el terciopelo nos ayudan a crear sensación de hogar. No hace falta grandes cambios para darle una sensación diferente a tu casa, basta con aplicarlos en pequeños detalles. Un buen ejemplo de ello es cambiar las fundas de los cojines, elije una textura suave y dale un poco de color al salón, puedes hacer lo mismo en tu habitación con la ropa de cama. Iluminación de ambiente para esas tardes de sofá hace que tu mente se relaje y desconecte, puedes poner velas aromáticas en diferentes puntos que cumplan esta función y además invadan la casa de un olor otoñal, son muy acertados aromas como la vainilla, la canela, frutos rojos…Coloca un jarrón con flores secas verás que su verde empolvado sigue dando vida a la casa al mismo tiempo que aportando calidez, y alarga el uso de la terraza, las mantas de lana te darán el calor que necesitas.

Con estos pequeños consejos y un nuevo look en tu hogar, bienvenido otoño!

Gustu Njana 8Jprzrry4m8 Unsplash
Martin Templeman Gkhwibk 4Cq Unsplash
Daria Shevtsova