logo-loader

Cuando decoramos nuestros interiores, una de las cosas que nos resulta más difícil es elegir los colores, creemos que se trata de tener o no buen gusto y nos dejamos guiar por nuestra intuición pero a la vez no arriesgamos porque no estamos seguros. Sabemos que los colores nos producen multitud de sensaciones y pueden influir en nuestro estado de ánimo, con el color podemos crear efectos visuales que modifiquen la apariencia con la que vemos los espacios o cosas, más amplios, estrechos, anchos, altos, bajos, cerca, lejos, etc. Pues bien, hoy vamos a hablar de las reglas básicas de cómo combinar colores, esto te ayudara a dar el paso final para dar ese toque de color que tu espacio necesita.

Para ello debemos hablar antes de “La teoría del color”, esto es un grupo de reglas básicas en la mezcla de colores para conseguir el efecto deseado combinándolos. Probablemente aprendiste sobre el círculo cromático de pequeño en el colegio, pues es una herramienta perfecta para ayudarte a decorar tu hogar y fue desarrollado por el físico Isaac Newton en el siglo XVIII.

Lo primero que hemos de saber es que los colores se clasifican en primarios, secundarios y terciarios.

  • Los colores primarios son aquellos que no se pueden obtener mediante la mezcla de otros colores. Estos son amarillo, azul y rojo, la mezcla de los tres nos daría el color negro.
  • Los colores secundarios se obtienen mezclando los primarios entre sí en la misma proporción. Son el violeta, naranja y verde.
  • Los colores terciarios se obtienen con la mezcla de dos colores secundarios. Son el rojo violáceo, rojo anaranjado, amarillo anaranjado, amarillo verdoso, azul verdoso y azul violáceo.

Si no estás seguro de por dónde empezar cuando se trata de poner color en un espacio interior o exterior,  elegir uno de estos 12 suele ser un buen punto de partida.

En esta rueda básica de doce colores diferenciamos en colores cálidos – rojo, naranja y amarillo – y los colores fríos – verde, azul y violeta.

La gama cromática fría son colores relajantes, tranquilizantes, expresan soledad y lejanía. Se recomiendan de forma general en salas de estar y habitaciones, también son perfectos para un espacio pequeño ya que le dará sensación de amplitud. Por otro lado la gama cálida son colores excitantes, expresan dinamismos, proximidad, parecen dar más vida al espacio. Son ideales para cocinas y comedores.

Los colores neutros son aquellos que abarcan del blanco al negro, pasando por el gris. Incluye todos los colores con predominio del gris, los blancos crudos y los tonos de color marrón, desde los cremosos hasta los tostados.

Neutros

Todos los demás colores se consideran variaciones de estos doce colores básicos, ya sea por combinaciones entre ellos mismos o mezclados con colores neutros para hacerlos más claros o más oscuros.

En el lenguaje de diseño de interiores, esto se conoce como tinte, sombra y tono:

  • Tinte: El acto de iluminar un color agregándole blanco.
  • Tono: Oscureciendo ligeramente agregando gris.
  • Sombra: El acto de oscurecer un color mediante la adición de negro.

En esta rueda podemos verlo, el circulo más externo es el color puro, después le sigue los colores tintes, los tonos y por último sombra.

En los casos en que combinemos más de dos colores podemos hacer uso de una regla de proporción: 60% como color dominante, 30% como color secundario y un 10% como color para los complementos.

TINTES TONOS BLANCO Y NEGRO

A partir de ahí empezamos a jugar y a combinar colores según varias teorías:

  • Combinaciones Monocromáticas :Utilizan un solo color y juegan con su tinte, tono y sombra. Se consiguen ambientes calmados con sensación de elegancia y sobriedad, invitando a permanecer en los mismos.
  • Combinaciones por Analogía : Utilizan un color y sus colores adyacentes en el círculo cromático. Son fáciles de combinar y decorar. Se consiguen ambientes tranquilos y casuales pudiendo ser usados en ambientes informales como habitaciones o salas familiares.
  • Combinaciones de Complementarios :Utilizan un color y su color complementario, colores diametralmente opuestos en el círculo cromático. consiguen ambientes dinámicos. Puedes utilizarlas en comedores o sala de visitas.
  • Combinaciones de Complementarios Divididos :Utilizan un color y los adyacentes de su complementario. Se consiguen ambientes con mucha energía.
  • Combinaciones por Tríos Armónicos : Utilizan combinaciones formadas por tres colores determinados por su disposición en el círculo cromático, estos vendrán determinados por los vértices de un triángulo equilátero. Por ejemplo, los tres primarios conformarán un trío armónico provocando el máximo contraste. Las composiciones son balanceada pero también llamativas.

Combinación monocromática

Combinación por analogía

Bano Complementario
Comp.Divisorio
Trio Color