logo-loader

Pocas regiones del mundo se identifican por su diseño, y es que cuando decimos “diseño escandinavo” nos viene a la mente mobiliario de características sencillas y de colores claros.

Para poder hablar del mobiliario escandinavo necesitamos saber a qué países hace referencia. Escandinavia es una región geográfica y cultural del norte de Europa compuesta por Noruega, Suecia y Dinamarca, pero algunos expertos tambien incluyen a Finlandia e Islandia, por lo que pasan a denominarse en conjunto países nórdicos.

El término diseño escandinavo fue acuñado en 1954, con motivo de una exposición que atravesó los Estados unidos promocionando el estilo de vida escandinavo, su origen se remonta al periodo de entre guerras.

Alla Hetman Ozrm Wieyhs Unsplash

La Real Academia de las Artes de Dinamarca fue la impulsora de todo este movimiento. En ella se enseñaba al diseñador a basar sus proyectos sobre la base del cuerpo humano, por un lado, y el tamaño de un salón, por otro. La forma no tenía ningún sentido y carecía de importancia si no cumplía con su función.

Esta perspectiva hizo que el diseño escandinavo se caracterice por la funcionalidad, comodidad y practicidad.

Los países escandinavos debido a su clima y su cultura le dan mucha importancia a los interiores, quedándose reflejado en su estilo a la hora de decorar y en el propio diseño de productos.

Cuando hablamos de diseño escandinavo tenemos que hablar del concepto “Hygge” , término que utilizan para describir la felicidad en las cosas simples volviendo sus hogares más cálidos y acogedores, como por ejemplo acomodarse frente a la chimenea en una noche fría, bien abrigado, con una taza de té y tu familia. Es considerado un estilo de vida y ese sentimiento de delicadeza se traduce al diseño.

Fengyou Wan Ukj5efhioii Unsplash

Se crean muebles que tienen más de un uso: los sofás se convierten en cama y las mesas son extensibles y elevables. Son de líneas rectas y depuradas, creando muebles que no pierden modernidad con el paso del tiempo. Reina la madera sobre el resto de materiales, en un principio porque abundaba en el país, aportando además calidez y sensación de comodidad y la producción artesanal y tradicional.

El blanco y los colores claros y neutros suelen predominar en los grandes volúmenes para ganar luminosidad, ya que en estos países cuentan con pocas horas de luz. El objetivo es transmitir paz, sencillez y tranquilidad.

El diseño danés vive su época dorada entre los años 50-60 y hoy en día Copenhague en la ciudad donde este tipo de diseño está profundamente arraigado en la cultura y estilo de vida.

Wishbone Chair