logo-loader

Eero Saarinen, fue uno de los arquitectos y diseñadores más revolucionarios del siglo XX.  Este estadounidense de origen finlandés, fue el creador de iconos del diseño como la silla Tulip o la butaca Womb que veremos posteriormente.

Su vida estuvo inspirada por el arte, su padre, Eliel Saarinen, fue arquitecto y director de la Academia de Arte Cranbrook, y su madre, Loja Saarinen, era artista textil y escultora.

El trabajo desarrollado por Eero, posee un enfoque escultórico en cuanto al diseño de sus muebles, para sus diseños, se empleaban materiales modernos con formas gráciles orgánicas.

Precisamente en Cranbrook, conoce al también afamado Charles Eames, de quien se hace buen amigo y con quien comenzó el camino de la exploración de nuevos materiales y procesos de fabricación de muebles. De las investigaciones de aquella época nació la Organic Chair, actualmente editada por la marca Vitra. Este modelo de silla realizado a partir de una sola pieza de madera contrachapada y moldeada, tuvo un gran éxito en el concurso que se realizó en el MOMA de Nueva York en 1940, el “Organic Deisgn in Home Furnishings” , lo que les facilitó el reconocimiento internacional.

Silla Tulip. Diseñada en 1956 se convierte en la creación más famosa de este prestigioso arquitecto. El resultado de un trabajo de 5 años es una familia de muebles realizados bajo el mismo concepto y con materiales revolucionarios en esa época como es el plástico.

Saarinen tenía una serie de objetivos que cumplir en el diseño de esta silla, debía ser cómoda para cualquier tipo de persona, sin importar su complexión y tamaño; tenían que utilizarse materiales contemporáneos para su fabricación; debía tener un carácter impersonal, para así adaptarla a cualquier tipo de ambiente; y finalmente, deshacerse de las cuatro patas de la silla y el caos visual que crean.

Conjunto tulip
Eero Saarinen Tulip Oval Dining Table

Por esto último el rasgo más característico de la línea Tulip: la estructura de apoyo reducida a un solo pie central como soporte, “como una copa de vino”. Así se crea la unidad formal en esta silla y aprovecha el espacio residual de debajo de las sillas y mesas dejándolo libre para el usuario.

Además buscaba poder fabricarla en un único material, plástico, pero el pie no era lo suficiente resistente para sostener el peso del armazón del asiento, así que finalmente, la pieza de mobiliario se compone de dos piezas: el pie de aluminio fundido y la carcasa del asiento de fibra de vidrio moldeada.

Como todas las demás sillas Saarinen, fue puesta en producción por la compañía de muebles Knoll. La serie Tulip está compuesta por sillas con apoyabrazos y sin apoyabrazos, banquetas y mesas de diferentes tamaños.

Otro de sus diseños más representativos e innovador es el sillón  Womb de 1948 totalmente basado en una estética industrial y diseñado para la gente de aquel momento que según él “se sientan de otra manera que en la era victoriana”.

Este diseño está compuesto por un armazón de fibra de vidrio tapizado sostenido por una base de cuatro patas de acero con acabado en cromo pulido, resultado de su investigación dentro del campo del mueble contemporáneo, que según Eero Saarinen debían de ser cómodos y acogedores sin perder esa estética característica del mobiliario contemporáneo.

Algo destacable de la visión del diseñador ante este sillón, es que está especialmente realizado para un ocupante del sexo femenino. Junto a este sillón lo acompañan el otomano y un pequeño sofá.

Sillón Womb
Womb Settee

Diseñada como proyecto personal para su domicilio en 1963 surgé la Ball Chair, la silla más característica de la época del pop.

Presentada oficialmente en 1966 este sillón protege de los ruidos y ofrece privacidad. El cuerpo giratorio sobre la pata permite al usuario cambiar su punto de vista y no excluirse del mundo.

Con el paso del tiempo se han hecho algunas reinterpretaciones, han aumentado el tamaño además de añadir características interesantes, como música o la Bubble Chair, realizada por el mismo diseñador.

Eero Saarien es considerado uno de los arquitectos más célebres de su tiempo, así como uno de los más controvertidos, que aún representan una importante influencia en la industria. Su popularidad en la actualidad tanto sus diseños en arquitectura como sus diseños de mobiliario se debe primordialmente a que cada una de sus obras se adaptan a la perfección a las tendencias del estilo ecléctico.