logo-loader

La decoración de estilo nórdico lleva siendo uno de los estilos más populares durante los últimos años. Surgido en la década de 1950 en los países escandinavos, Noruega, Suecia y Dinamarca, es un estilo de decoración que está fuertemente influenciado por las duras condiciones climáticas a las que están expuestos en estas latitudes.

Debido al frío y a la necesidad de pasar tanto tiempo en el interior de las casas, este tipo de decoración busca ante todo crear espacios lo más confortables posibles y potenciar al máximo la poca luz natural disponible.

El rasgo más significativo es el uso del blanco, presente en paredes, techos e incluso en suelos, ayuda a reflejar la luz natural aportando luminosidad. Además ayuda a crear espacios más diáfanos y amplios. Es habitual su combinación con tonos beiges y grises. Junto con el blanco, la madera es la otra protagonista de los interiores nórdicos, es un gran aislante térmico y aporta la calidez necesaria en estos espacios. Las más utilizadas debido a su tonalidad son madera de pino, el roble, el arce y la haya. Los espacios son visualmente relajantes, ordenados, es por eso que el mobiliario de estilo nórdico se caracteriza por la sencillez de sus formas, líneas rectas combinadas con suaves curvas y líneas orgánicas. Lo práctico se impone a lo estético, son sobretodo piezas funcionales.En cuanto a los tejidos destacamos el uso de las pieles, la lana y el lino, son tejidos que aportan calidez y comodidad. En cuanto a la decoración, se utilizan las referencias naturales y de animales y por supuesto no puede faltar la planta natural.

Apartment Chairs Contemporary 1451471
Kirill 9Uh Hm0vwpg Unsplash
Derick Mckinney Pha2qbe7h6c Unsplash